España en llamas

Gefinancierd op 01 / 11 / 2012
Succesvol!
Ontvangen
€ 6.430
Minimum
€ 4.650
Optimum
€ 9.040
142 Co-financiers
Bijdragen € 10
Reconocimiento en la web

Tu nombre aparecerá en la sección de agradecimientos de la aplicación

> 52 Co-financiers
Bijdragen € 30
Tester

Acceso exclusivo a la fase de pruebas del widget para probarlo personalmente + Reconocimiento web

> 22 Co-financiers
Bijdragen € 50
Scoop

Recibirás un boletín con información exclusiva sobre nuestras líneas de investigación antes de que las publiquemos + Servicio Tester + Reconocimiento web

> 17 Co-financiers
Bijdragen € 100
Patrocina una historia

Podrás patrocinar una línea de investigación periodística. Tendrás derecho a votar qué línea de investigación quieres que sigamos primero, recibirás información exclusiva sobre ella y además te contaremos los métodos de investigación que hemos seguido + Servicio Tester + Servicio Scoop + Reconocimiento web

> 13 Co-financiers
Bijdragen € 400
Mecenas

Tu nombre o tu logo (en caso de ser una empresa u organización) aparecerá en el footer de la web de la aplicación, y reconoceremos tu apoyo en las acciones de comunicación que sigan a la fase de financiación + Patrocinio historia + Servicio Scoop + Servicio Tester + Reconocimiento web

> 03 Co-financiers

Por qué apoyo ‘España en llamas’

06 | 09 | 2012
Por qué apoyo ‘España en llamas’

Por Jacobo Elosua (*)

La semana pasada se cubrió de negro la sierra de Madrid, donde me encuentro. Antes había sucedido en otros puntos de la geografía española. Muy frecuentemente en el sur de Galicia, donde crecí. Y la sensación de impotencia e incredulidad ha vuelto, reforzada esta vez. ¿Cómo es posible que nos encontremos con la misma historia de cada verano? ¿Cómo puede ser que, una vez más, el monte arda –acumulando miles de hectáreas sólo este verano– en un nuevo incendio intencionado de gran escala?

Organizaciones como Greenpeace o la WWF llevan trabajando años sobre la plaga de los incendios en nuestro país, pero sus informes –acertados y muy meritorios todos ellos– no han contado hasta la fecha con las nuevas tecnologías digitales de análisis y visualización de datos e informaciones, renunciando así a posibilidad de escarbar hasta el fondo y enriquecer el contexto de sus conclusiones.

Y, mientras tanto, ¿qué mensajes llegan a nuestros oídos ciudadanos? Pues los conocidos: que si el problema es que las penas a los incendiarios no son lo suficientemente punitivas; que si son precisamente los ecologistas quienes favorecen estos desastres por objetar a los cortafuegos; que si los recortes –así, como ente genérico– son los culpables de todo… Hay otros. Diversos mensajes confeccionados a medida para targets que profesan distintas ideologías políticas más o menos compactas y caricaturizables. ¿Pero qué tienen todos en común? La falta de sustanciación. Un absoluto desprecio hacia la obligación –considerada normal en otros lares– de tener que respaldar con datos las afirmaciones.

Por eso he decidido apoyar un proyecto novedoso y valiente como ‘España en llamas’. Porque reniego de los mensajes políticos al uso. Porque me desagradan la ramplonería y el extremado simplismo con el que nuestros responsables en las instituciones y su ejército de asesores nos bombardean, valiéndose además de unos medios de comunicación cada vez más desdentados e incapaces de hacer frente a las investigaciones que conlleven esfuerzo y falta de garantías sobre el resultado periodístico final.

‘España en llamas’ nos abre la puerta hacia un nuevo modo de entender cómo puede fluir la información en el futuro en nuestra sociedad. Basándose en un nuevo eje intermediación-desintermediación. Con una nueva intermediación ‘light’ –de proximidad, transparente e interactiva–, vía plataformas web; pero con desintermediación al mismo tiempo, brindando el acceso directo a los datos públicos detrás de lo que acontece, habilitando así la formulación de nuevas hipótesis e interpretaciones por cada usuario. Con un conjunto de profesionales –programadores, diseñadores, periodistas, ingenieros, activistas, etc. – uniendo esfuerzos y apoyándose en pequeñas contribuciones de un número lo suficientemente amplio de ciudadanos con los que logran conectar en motivación –¿qué hay que tratar?– y enfoque –¿cómo hacerlo?–.

Ojalá entre todos logremos recabar los apoyos necesarios para que este proyecto pueda ver la luz en los próximos meses y logre llegar hasta su siguiente nivel: convertirse en un ejercicio completo de buen periodismo de datos. Sería una gran noticia en un entorno que no hace más que generar mensajes negativos permanentemente.

(*) Jacobo Elosua (http://jacoboelosua.com) ha donado 400 euros al proyecto de “España en llamas”. Es patrono fundador de la Fundación Ciudadana Civio y socio fundador de Ezaro Media (http://www.ezaromedia.com)

Incendio en Ames (Galicia) en 2006, el peor año para la comunidad entre 2001-2010 / Israel Sas: http://www.flickr.com/photos/41546145@N00/

Opmerkingen

Inicia sesión para dejar un comentario